Presenciaviva
x
X

GRUPOS

De Conexión

BIENVENIDOS A GRUPOS DE CONEXIÓN

GRUPOS DE CONEXIÓN

Un lugar donde tu perteneces.
Dios no quiere que camines solo por la vida.
El creo a la iglesia para ser una familia – Su familia –
Un lugar donde tu perteneces.

Líder Día Hora Enfoque Lugar
Leticia Ahumada Viernes 7:00 p.m Mujeres 10800 NW 88th Ter
Unit 103, Doral, FL 33178
Diana Barberi Jueves 6:00 p.m Mujeres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Yolima Rodriguez Jueves 7:00 p.m Mujeres Presenciaviva
Diana Botero Viernes 10:30 a.m Mujeres 12352 SW 124th Ct
Miami, FL 33186
Susan Hernandez Lunes 7:30 p.m Mujeres 10825 N.W 51 Street trail Doral FL, 33178
Lauren Pedraza Martes 7:30 p.m Mujeres 9250 SW 64 St, Miami FL,33012
Cristina Cardona Lunes 7:00 p.m Mujeres 2415 Centergate Dr Unit 101 Miramar FL, 33025
Nery Liboy Lunes 7:00 p.m Mujeres 1910 W 56 St
Hialeah, FL 33012
Fernando López Lunes 7:30 p.m Hombres Presencia viva
Cesar Botero Lunes 7:00 p.m Hombres Presencia viva
Julio Barberi Martes 7:00 p.m Hombres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Jaime y Adriana Garcia Jueves 7:30 p.m Parejas Presencia viva
Juan Donado y Laura Restrepo Martes 7:30 p.m Jóvenes adultos 2640 NW 84th Ave #103, Doral, Fl. 33122
Paola Y Sebastián Herrera 4ta semana del mes 11:00 a.m Parejas jóvenes 12959 SW 133 terrace Miami FL, 33186
Tony Y Gina Pagan Martes 7:30 p.m Parejas 14816 SW 28 lane, Miami FL, 33185
Jorge y Dee Garcia Martes 7:30 p.m Parejas 4754 NW 107 Ave #903 Doral FL, 33178 Code. 059
Harwis Y Gelen Fernández Jueves 7:30 p.m Parejas 8023 Lake Drive #105 Doral FL, 33166
Orlando Rodríguez Lunes 7:30 p.m Hombres 1095 E 4 Ave Suite A Hialeah FL, 33010

El objetivo de unirte a un grupo de conexión es crecer en tu caminar con Jesus alrededor de personas que te pueden apoyar a tomar tus próximos pasos. Creemos que la vida es mejor cuando vives en comunidad. Queremos ayudarte a encontrar tu mejor lugar.

Día 13: Somos templo de Dios - Giovanni Castro

Eran como las 5:45 de la mañana cuando sonó el despertador con ese sonido agudo y potente que sin duda a cualquiera despertaría. Rupertino se levantó de la cama, apagó el despertador y se dirigió a ese lugar común de todos los seres humanos: el baño.

Rupertino comenzó su ritual matutino:
Al inodoro, a desechar lo que ya no sirve.
Al lavamanos, a limpiar sus dientes y boca.
A la ducha, a limpiar todo su cuerpo de impurezas.

Luego de “purificar” todo su cuerpo y peinarse, se fue a su armario para escoger la ropa que lo adornaría todo el día. Su ropa interior y medias, una camisa blanca recién planchada con un pantalón azul, zapatos cafés claros y obvio un cinturón café que le combine con los zapatos.

Justo cuando terminó y estaba listo para salir de su casa escucho su nombre, “Rupertino”. Tomó unos segundos para responder al llamado pues se pregunto quién podría estar con él si ya todos en casa habían salido. “¿Quién es?”, preguntó ansioso y confundido. “Soy Dios, tu Padre celestial”, contestó la voz que había escuchado. Rupertino empezó a buscar por todos lados para saber de dónde provenía la voz. Luego siguió escuchando: “Quiero darte las gracias por una vez mas cuidar bien de mi casa”. Pensativo y a la vez intrigado por poder encontrar de dónde venía la voz, Rupertino comenzó, aún más atento, a escuchar el sonido de la voz, fue entonces cuando escuchó: “Aquí estoy, adentro de ti. Tan solo quería pedirte el favor que, así como quedaste por fuera, te mantengas por dentro: “limpio y resplandeciente”.

Cómo sería nuestra vida de diferente si todos los días nos dedicamos a “limpiar” y a dejar “resplandeciente” nuestro interior. El Padre celestial desea recordarnos el día de hoy, que somos su casa, donde Él habita. El apóstol Pablo en 1 Corintios 6:19-20, nos dice que, “Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios”.

Por favor toma un momento y piensa detenidamente es esto… ¡Dios habita en nosotros!

En la Biblia encontramos que Dios había decidido habitar en medio de su pueblo por medio de el Arca del Pacto. La misma presencia de Dios entre todos los seres humanos. Hubo momentos donde algunos pensaron que podían “pasar” por alto lo que Dios había dicho acerca de cómo llevar Su presencia (1 Crónicas 15:13). En un caso particular pensaron que podían llevar la presencia de Dios con animales, con bestias. El resultado fue un desastre completo. Personas sufrieron las consecuencias de la desobediencia y lastimosamente algunos murieron. Luego de recapacitar y obedecer, esto fue lo que sucedió: “Entonces los sacerdotes y los levitas se purificaron para transportar el arca del Señor, Dios de Israel. Luego los descendientes de los levitas, valiéndose de las varas, llevaron el arca de Dios sobre sus hombros, tal como el Señor lo había ordenado por medio de Moisés”.

¿Qué tal si hoy nos comprometemos a vivir entendiendo que portamos la presencia de Dios en nosotros? Estoy seguro de que nos pasaría como a Rupertino, quien después de tener esa conversación con Dios, nunca fue el mismo.

Recuerda: Dios habita en nosotros. Dios habita en ti y en mí.

Oremos: Amado Padre celestial, en este día te doy gracias porque por medio del sacrificio de tu hijo Jesús me has dado el privilegio de ser una casa para ti. Hoy me recuerdas que tomaste la decisión de habitar en mí. Ayúdame a recordar que soy tu casa, tu morada, el lugar donde tú habitas. Ayúdame a entender que todos los días debo buscar vivir limpio y resplandeciente. Te lo pido en el nombre de Jesús, amén.

PresenciaViva Síguenos en Twitter
PresenciaViva Regálanos tu Like
PresenciaViva Síguenos en Instagram
PresenciaViva Síguenos en YouTube
PresenciaViva Síguenos en flickr
Transmisión ONLINE domingos 10:00 a.m y 12:00 p.m