Presenciaviva
x
X

GRUPOS

De Conexión

BIENVENIDOS A GRUPOS DE CONEXIÓN

GRUPOS DE CONEXIÓN

Un lugar donde tu perteneces.
Dios no quiere que camines solo por la vida.
El creo a la iglesia para ser una familia – Su familia –
Un lugar donde tu perteneces.

Líder Día Hora Enfoque Lugar
Leticia Ahumada Viernes 7:00 p.m Mujeres 10800 NW 88th Ter
Unit 103, Doral, FL 33178
Diana Barberi Jueves 6:00 p.m Mujeres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Yolima Rodriguez Jueves 7:00 p.m Mujeres Presenciaviva
Diana Botero Viernes 10:30 a.m Mujeres 12352 SW 124th Ct
Miami, FL 33186
Susan Hernandez Lunes 7:30 p.m Mujeres 10825 N.W 51 Street trail Doral FL, 33178
Lauren Pedraza Martes 7:30 p.m Mujeres 9250 SW 64 St, Miami FL,33012
Cristina Cardona Lunes 7:00 p.m Mujeres 2415 Centergate Dr Unit 101 Miramar FL, 33025
Nery Liboy Lunes 7:00 p.m Mujeres 1910 W 56 St
Hialeah, FL 33012
Fernando López Lunes 7:30 p.m Hombres Presencia viva
Cesar Botero Lunes 7:00 p.m Hombres Presencia viva
Julio Barberi Martes 7:00 p.m Hombres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Jaime y Adriana Garcia Jueves 7:30 p.m Parejas Presencia viva
Juan Donado y Laura Restrepo Martes 7:30 p.m Jóvenes adultos 2640 NW 84th Ave #103, Doral, Fl. 33122
Paola Y Sebastián Herrera 4ta semana del mes 11:00 a.m Parejas jóvenes 12959 SW 133 terrace Miami FL, 33186
Tony Y Gina Pagan Martes 7:30 p.m Parejas 14816 SW 28 lane, Miami FL, 33185
Jorge y Dee Garcia Martes 7:30 p.m Parejas 4754 NW 107 Ave #903 Doral FL, 33178 Code. 059
Harwis Y Gelen Fernández Jueves 7:30 p.m Parejas 8023 Lake Drive #105 Doral FL, 33166
Orlando Rodríguez Lunes 7:30 p.m Hombres 1095 E 4 Ave Suite A Hialeah FL, 33010

El objetivo de unirte a un grupo de conexión es crecer en tu caminar con Jesus alrededor de personas que te pueden apoyar a tomar tus próximos pasos. Creemos que la vida es mejor cuando vives en comunidad. Queremos ayudarte a encontrar tu mejor lugar.

Día 18: A manos llenas - Marcos Vanegas

Quiero contarte la historia que leí hace poco acerca de un niño …

Su casa estaba en una zona pobre de la comunidad. La iglesia de la zona tenía un ministerio de ayuda que contaba con autobuses para transportar a las personas que no tenían vehículos. Un sábado por la tarde el pastor de la iglesia decidió visitar a la familia y al tocar la puerta fue recibido por un niño de nueve años de edad quien lo invitó a entrar. El pastor le preguntó si sus padres estaban en casa y el respondió que ellos salían cada fin de semana y lo dejaban cuidando a su hermanito. El niño lo invitó a pasar y se sentaron en un deteriorado sofá. El pastor le preguntó: ¿A qué Iglesia vas? A lo que respondió… “Yo no he ido a la iglesia en toda mi vida”. El pastor siguió hablando… “Bueno, hijo, más importante que ir a la iglesia es recibir a Jesús en el corazón y le preguntó … ¿has oído alguna vez la historia de amor más grande de todos los tiempos? Y empezó a evangelizarlo. Al culminar su relato el jovencito de rodillas hizo la oración de fe con mucha alegría y recibió el regalo de la salvación. El pastor acordó pasar por el niño y por su hermanito al día siguiente para ir a la iglesia y así lo hicieron.

A los pocos minutos de iniciar la reunión, uno de los líderes oró para recolectar las ofrendas, el pequeño observaba con ingenuidad tratando de entender lo que estaba pasando y de repente pensó… “estas personas le están dando dinero a Jesús”. En ese instante reflexionó sobre el regalo de vida que había recibido el día anterior ¡su salvación! inmediatamente buscó en sus bolsillos y no encontró nada de dinero. Sus ojos permanecían clavados en la cesta de la ofrenda y se dirigió a quien la tenía para pedirle que se la diera pues tuvo una idea… delante de Dios y de las personas hizo algo asombroso, tomó la cesta, la coloco en el suelo se sentó dentro de ella y levantando su cabecita diciendo…. “Jesús, yo no tengo nada que darte hoy, pero solo me doy yo”.

¡Esta historia es real! Se trata de un niño que vivía en un pueblo rural en Tennessee y nos ilustra muy bien lo que Dios dice en la última parte del versículo 15 de Éxodo 23. n donde expresa que nadie debería presentarse ante Él sin una ofrenda.

¿Y cuál fue entonces la invitación del Señor también en ese capítulo de Éxodo? ¿Qué nos quiere decir ahora?
“Coman por siete días pan sin levadura”. La dificultad para el pueblo de Israel en ese entonces y ahora para nosotros, era la oportunidad de remover el pecado. Cuando reconocemos que realmente estamos manchados por el pecado y que solos no podemos liberarnos, Dios en Su fidelidad y Su justicia reconoce nuestro esfuerzo y lo recompensa porque Él conoce las intenciones del corazón.

En este tiempo de pandemia cuando todo parece oscuro, Él está haciéndonos sentir su presencia, recordándonos lo que nos ha prometido. A pesar del aislamiento y del distanciamiento físico, de la recesión económica, y de la permanente sensación de vulnerabilidad que muchos hemos experimentado, quiero contarte que mi negocio ha prosperado, he podido recibir para dar, tengo salud, mi cuerpo y mi mente están sanos, las personas importantes en mi vida siempre están cerca de mi corazón y la distancia es solo una circunstancia; la fuerza y la energía que provienen de mi fe, no me han faltado. Tener manos para trabajar, fe para luchar, amor para dar y presentarme ante Dios con mi esfuerzo y mi claro deseo de servirle, honrarle y reconocerle como el hacedor y proveedor, como el motor de mi existencia, ha sido producto de traer ante Él mi propia vida y entregársela.

Así mismo, Dios me hace saber que su presencia está viva y que con su infinito amor nunca me abandona. ¿Has entregado verdaderamente tu vida, planes y proyectos a Jesús? Hoy te invito a enumerar todas las bendiciones que Dios te da como muestra de Su fidelidad.

Oremos:
Amado Dios, gracias porque tú has permanecido fiel a pesar de que no siempre hemos sido fieles. Aunque muchas veces nos cuesta lidiar con el pecado, tú nos perdonas cuando nos acercamos a ti con humildad y de todo corazón. Gracias por la vida que nos das para poderla traer a ti, por recibirnos con tanto amor, hacer de nosotros nuevas personas y restaurar nuestro corazón. En el nombre de Jesús, amén.

PresenciaViva Síguenos en Twitter
PresenciaViva Regálanos tu Like
PresenciaViva Síguenos en Instagram
PresenciaViva Síguenos en YouTube
PresenciaViva Síguenos en flickr
Transmisión ONLINE domingos 10:00 a.m y 12:00 p.m