Presenciaviva
x
X

GRUPOS

De Conexión

BIENVENIDOS A GRUPOS DE CONEXIÓN

GRUPOS DE CONEXIÓN

Un lugar donde tu perteneces.
Dios no quiere que camines solo por la vida.
El creo a la iglesia para ser una familia – Su familia –
Un lugar donde tu perteneces.

Líder Día Hora Enfoque Lugar
Leticia Ahumada Viernes 7:00 p.m Mujeres 10800 NW 88th Ter
Unit 103, Doral, FL 33178
Diana Barberi Jueves 6:00 p.m Mujeres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Yolima Rodriguez Jueves 7:00 p.m Mujeres Presenciaviva
Diana Botero Viernes 10:30 a.m Mujeres 12352 SW 124th Ct
Miami, FL 33186
Susan Hernandez Lunes 7:30 p.m Mujeres 10825 N.W 51 Street trail Doral FL, 33178
Lauren Pedraza Martes 7:30 p.m Mujeres 9250 SW 64 St, Miami FL,33012
Cristina Cardona Lunes 7:00 p.m Mujeres 2415 Centergate Dr Unit 101 Miramar FL, 33025
Nery Liboy Lunes 7:00 p.m Mujeres 1910 W 56 St
Hialeah, FL 33012
Fernando López Lunes 7:30 p.m Hombres Presencia viva
Cesar Botero Lunes 7:00 p.m Hombres Presencia viva
Julio Barberi Martes 7:00 p.m Hombres 8411 NW 74 St
Miami, FL 33166
Jaime y Adriana Garcia Jueves 7:30 p.m Parejas Presencia viva
Juan Donado y Laura Restrepo Martes 7:30 p.m Jóvenes adultos 2640 NW 84th Ave #103, Doral, Fl. 33122
Paola Y Sebastián Herrera 4ta semana del mes 11:00 a.m Parejas jóvenes 12959 SW 133 terrace Miami FL, 33186
Tony Y Gina Pagan Martes 7:30 p.m Parejas 14816 SW 28 lane, Miami FL, 33185
Jorge y Dee Garcia Martes 7:30 p.m Parejas 4754 NW 107 Ave #903 Doral FL, 33178 Code. 059
Harwis Y Gelen Fernández Jueves 7:30 p.m Parejas 8023 Lake Drive #105 Doral FL, 33166
Orlando Rodríguez Lunes 7:30 p.m Hombres 1095 E 4 Ave Suite A Hialeah FL, 33010

El objetivo de unirte a un grupo de conexión es crecer en tu caminar con Jesus alrededor de personas que te pueden apoyar a tomar tus próximos pasos. Creemos que la vida es mejor cuando vives en comunidad. Queremos ayudarte a encontrar tu mejor lugar.

Día 5 | El secreto del arrepentimiento rápido | Samuel Rivaldo



Ocho veces, las Escrituras nos mandan: “Tengan, pues, cuidado” (Éxodo 19:12; Deuteronomio 4:23; 11:16; Jeremías 17:21; Lucas 17:3; 21:34; Hechos 5:35; 20:28). Jesús, en dos ocasiones, es el que menciona estas palabras. La oración es la calibración constante del alma. Es un estilo de vida que consiste en detenerse y realizar un sincero inventario espiritual.

Es en el lugar secreto donde encuentro que “mi espíritu meta e inquiere” (Salmo 77:6). Deseo tanto agradarle y conocer Su voluntad, que mi espíritu, diligentemente, busca en lo más recóndito de mi corazón para ver si hay algo en mí, de lo que necesito arrepentirme.

He aquí un excelente consejo: Conviértase en un buen arrepentido. La única manera de avanzar en Dios es a través del arrepentimiento. Si su orgullo se lo impide, sobrepóngase. Estoy tan atado a mis perspectivas terrenales que soy casi inconsciente de la dimensión de la gloria en la que Jesús vive. Puedo afirmar con seguridad que, separado de la gracia de Dios, nunca puedo alcanzar la excelencia de Su gloria. ¿Necesito arrepentirme continuamente? ¡Acertó! Amado, oro para que pueda obtener el secreto del arrepentimiento radical y rápido. Este abre los canales a la íntima comunión con Dios.

Cuando hablo de arrepentimiento en este capítulo, no me refiero a pecados como la mentira, la fornicación, el robo, las maldiciones, la pornografía, el odio, las borracheras o el no diezmar. Estos son tan obvios que ni siquiera necesitas la convicción del Espíritu Santo para saber que estás en desobediencia. La palabra de Dios en relación a esos pecados es evidentemente clara. La sinceridad y una conciencia limpia ni siquiera se asoman hasta que no tratamos con esa clase de pecados evidentes. No, no estoy hablando sobre pecados obvios, sino de arrepentirnos de nuestras iniquidades. Ellas son las faltas ocultas que no vemos, los residuos malvados de nuestra naturaleza caída que destiñe la estructura de nuestros pensamientos, motivos, sentimientos, reacciones y deseos. Están envueltas en muchas áreas sutiles de la pecaminosidad, como el orgullo, la rebelión, la incredulidad, la envidia, el egoísmo, la ambición y la codicia.

La palabra de Dios dice en 2 Timoteo 2:19-21: “A pesar de todo, el fundamento de Dios es sólido y se mantiene firme, pues está sellado con esta inscripción: «El Señor conoce a los suyos», y esta otra: «Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor». En una casa grande no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos. Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, *santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena.”

Pablo dice que la vida cristiana está fundada en dos poderosas realidades: Cristo nos conocer; y nos apartamos de la iniquidad, cuando la vemos. Al arrepentirnos de nuestras iniquidades, que el fuego trae a la superficie, estamos, realmente, comprando oro refinado en el fuego (Apocalipsis 3: 18). Un modelo consistente de rápido arrepentimiento hará que nos volvamos un vaso de oro o de plata, útil a los nobles propósitos del Maestro. Los que se resisten a aquél no necesariamente pierden su salvación, pero no pasan de ser vasos de madera o de barro. La seguridad del pasaje anterior es clara: El arrepentimiento rápido de la iniquidad nos permitirá progresar hacia propósitos más nobles en la gran casa de Dios y profundizará nuestro entendimiento de la relación con él.

PresenciaViva Síguenos en Twitter
PresenciaViva Regálanos tu Like
PresenciaViva Síguenos en Instagram
PresenciaViva Síguenos en YouTube
PresenciaViva Síguenos en flickr
Transmisión ONLINE domingos 10:00 a.m y 12:00 p.m