Elizabet

Vicky López

Líder de alabanza e intercesión

Ambos eran rectos e intachables delante de Dios; obedecían todos los mandamientos y preceptos del Señor. Pero no tenían hijos, porque Elisabet era estéril; y los dos eran de edad avanzada”.

Lucas 1:6-7.

En la época de Jesús, en Israel era considerado una vergüenza que una mujer fuera estéril y significaba culturalmente que Dios se había olvidado de ella; este era el caso de Elisabet, una mujer que la Biblia se refiere a ella y a su esposo como rectos, intachables delante de Dios y obedientes a todos sus mandamientos. ¿Por qué entonces Dios nos les daría un hijo? Podría ser el cuestionamiento de muchos sobre Elisabet y su esposo Zacarías quien era sacerdote y se dedicaba al servicio en el templo (Lucas 1:6-7).

 

La Biblia no hace referencia sobre cómo era la vida de Elisabet, pero dada la forma como se refiere a ella, se trata de una mujer especial. Quizás pudiéramos especular y creer que a causa de su esterilidad era una mujer amargada y resentida; sin embargo, a lo mejor fue una mujer que disfrutaba de ser una buena mujer de Dios que supo aceptar Su voluntad. En su vejez, Elisabet recibió la promesa que un día Dios le había dado a su esposo por medio de un ángel: un hijo y no cualquiera, un hombre que vino a preparar el camino de nuestro Salvador, “más que un profeta” como lo describió Jesús; estamos hablando de Juan el Bautista. Elisabet, una mujer que supo esperar con la actitud correcta el tiempo Dios y por eso, no solo recibió la petición de ser madre, sino que fue llena del Espíritu Santo, pudo ver a su hijo Juan el bautista cumplir con su llamado y por último y más importante, pudo ver a su Salvador.

 

¿Cuántas promesas Dios te ha hecho? ¿Hay alguna de ellas sin cumplir?  Solo mira la vida de Elisabet y anímate a esperar con la certeza en tu corazón de que, en el tiempo de Dios, vas a recibir mucho más de lo que te ha prometido.

 

Oración: Amado Dios hoy decido confiar en ti. Tu eres un cumplidor de promesas y creo que, en tu tiempo, por más que tarde y parezca imposible, lo que me has prometido llegará mucho más grande de lo que me imagino o he pedido.

Gelv Síguenos en Twitter
Gelv Regálanos tu Like
Gelv Síguenos en Instagram
Gelv Síguenos en YouTube
Gelv Síguenos en flickr

SOLICITAR REPORTE DE DONACIONES