En Presencia Viva nos importa más tu ser que tu hacer

 

Queremos tomar un momento para dar gracias a Dios por cada uno de ustedes, nuestros valiosos voluntarios, que dedican su tiempo y energía cada semana para servir al Señor en nuestra iglesia PV.

Es un verdadero regalo ver cómo cada uno de ustedes brinda su amor, compromiso y talento en diferentes áreas de nuestro ministerio. Ya sea que estén en el equipo de alabanza, enseñando a nuestros niños, cuidando de los enfermos o ayudando en cualquier otra área de servicio, su labor es esencial y bendice a muchos.

Sabemos que el servicio voluntario no siempre es fácil, pero su labor no pasa desapercibida. Estamos inspirados por su generosidad y compromiso con la obra del Señor. Cada acto de servicio que realizan refleja el amor de Cristo y nos fortalece. 

Ustedes son un ejemplo de lo que significa amar y servir a los demás, y estamos profundamente agradecidos por cada uno de ustedes.

“Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí”.

La Iglesia somos todos. 

Todo comienza con una conversación para conocerte más.